Curry de bulgur y salmón [falso kedgeree]

El bulgur es un producto muy agradecido a la hora de cocinar, pues su elaboración es sencilla, rápida y absorbe los sabores (y los colores) con mucha facilidad.

Se utiliza como ingrediente en las cocinas tradicionales de oriente medio y norte de Africa. Muy conocido en el Tabulé o en los típicos kibbe (kibbeh) tan habituales en las cocinas del Líbano.

Me propuse utilizarlo para hacer algo diferente, pensé en primer lugar en algo parecido a un arroz pilaf y jugando con esa idea pensé en usar el bulgur en lugar de arroz en un kedgeree, pero una vez en marcha me dije: ¿y si añadimos leche de coco y especiamos el bulgur como un curry?, pues dicho y hecho y lo que ha ocurrido es que tengo una receta deliciosa, colorida, especiada y... y no sé como llamarla, ¿bulgur?, ¿curry?, ¿kedgeree?...

¿Y qué más da?, está buena, de hecho está muy buena y parte del éxito reside en la materia prima, en este caso sémolas de bulgur El Granero Integral.




Ingredientes:



  • Bulgur (200 g).
  • Agua.
  • Leche de coco.
  • Salmón fresco (1 lomo grande, 200 g).
  • Salmón ahumado (200 g).
  • Curry.
  • Harissa.
  • Cebolleta.
  • Cardamomo.
  • Limón.
  • Eneldo y menta frescos.
  • Sal

* La cantidad de especias es muy personal, también la proporción de salmón, que dependerá de si quieres utilizar el bulgur como guarnición o todo ello en una misma receta.


Elaboración.


1.- Lo primero es poner agua a hervir con medio limón y una cuchara de semillas de cardamomo. Cuando rompa a hervir, introducimos el lomo del salmón, contamos 3 minutos y retiramos. Reservamos el agua de la cocción.

2.- Colamos el agua, vamos a usarla para cocer el bulgur. Seguir las instrucciones del fabricante, en este caso, cocer el bulgur en dos volúmenes y medio de líquido. En este caso yo he utilizado una tacita de café como unidad de medida, una por persona, es decir, cuatro tacitas de unos 50 g de bulgur, por lo que necesitaremos 4 x 2,5 = 10 tazas de líquido, de las cuales, ocho han sido del agua de cocción del salmón y dos de leche de coco.

Añadimos el agua, cuando esté caliente y antes de que rompa a hervir, añadimos el bulgur, bajamos el fuego, que no rompa a hervir, a los 10 minutos casi todo el líquido se habrá absorbido, añadimos entonces la leche de coco, una cucharada colmada de curry y otra rasa de harissa. Removemos.

3.- A los 15 minutos apartamos del fuego, dejamos reposar.

4.- Desmigamos el lomo de salmón, picamos fino el salmón ahumado, picamos en brunoise la cebolleta, la menta y el eneldo lavados.

5.- En un cuenco mezclamos todos los ingredientes, probamos el punto de sal (hasta ahora no hemos añadido, el salmón ahumado lleva un punto de sal y las especias nos ayudan a disminuir la cantidad de sal final.

6.- Emplatamos, colocamos la mezcla de ingredientes y sobre ella las hierbas picadas. Terminamos con ralladura de limón, un poco de un buen aceite de oliva virgen extra y podemos rematar con pimienta sansho recién molida (o pimienta negra si no tienes).



Capitán Rábano

Gastronomía, ocio, viajes, nutrición y buena vida en el más amplio sentido

3 comentarios:

  1. Me encanta la combinación de sabores, tiene que estar delicioso

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta estupenda, lo pruebo fijo!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tomarte la molestia de dejarnos un comentario.

Puedes preguntarnos o comentarnos lo que quieras, que con gusto responderemos lo antes posible. También puedes hacerlo a través del formulario de contacto, en los e-mails de los editores o a través de los perfiles de redes sociales.

Con un par de guindillas se reserva el derecho de eliminar comentarios que contengan publicidad o algún tipo de referencia discriminatoria, intolerante o muestren una falta de respeto hacia editores o lectores del blog.