Tres recetas con cacahuete: Ecológicas, Veganas y Energéticas

La injusta mala prensa del cacahuete, proviene de su uso en la cocina norteamericana y su asociación con la fast-food.                En esta entrada hablamos de sus valiosas propiedades nutricionales y os daremos unas recetas sencillas y adictivas teniendo como ingrediente principal una "Penaut butter" artesana.




El cacahuete es la semilla de una leguminosa, aunque todos la consideremos equivocadamente un fruto seco. Consumida por los hombres desde aproximadamente 5.000 años y traída a Europa de México -Tenochtitlan por los conquistadores españoles, el maní resulta por sus propiedades nutricionales un excelente alimento: Rico en beta-sitosterol, un compuesto anticancerígeno, actúa inhibiendo el crecimiento de células en algunos tipos de tumores como el de próstata.

El elevado aporte energético la hace un alimento indispensable en la dieta y los suplementos nutricionales de los deportistas.

Por su bajo índice glucémico, siempre que se consuma crudo o tostado, es apropiado en la dieta diabética.

Importante fuente de grasa poliinsaturada omega-6 (un 30% del total) está indicado por el efecto hipolipemiante en las dietas bajas en colesterol LDL (el malo).

Además la nada desdeñable proporción de proteína vegetal (27% en 100 g.), fibra, fósforo, magnesio y vitamina E, completan las razones nutricionales para tenerla en cuenta en nuestra dieta habitual.




La utilización de aceite de palma y grandes cantidades de sal añadida en la elaboración de la mantequilla de cacahuete industrial, son las responsables de su inmerecida fama como comida basura llena de calorías "vacias" que sólo sirve para que los escolares americanos la consuman en forma de sandwich con abundante mermelada de fresa y coronada por gominolas de colores.


Penaut butter: Vegana, ecológica y energética.

Ingredientes:
  • 1/2 kg. de cacahuetes tostados.
  • 4 cucharadas de aceite de coco ecológico.
  • sal al gusto. 






Elaboración:


Un, dos, tres picadora Moulinex : Sí, todavía existen ejemplares originales. Rescatada del armario de los electrodomésticos en vías de extinción es herencia de mi abuela (otros heredan tierras yo picadoras): El bicho, grande y pesado, tiene la friolera de 40 años y funciona como el primer día.
La cantidad de grasa de los cacahuetes hace que se forme una pasta en el mismo aparato. Repite esta operación hasta alcanzar la textura adecuada (hay gente que le gusta con tropezones) Pásala a un bol, añade el aceite de coco (proporciona suavidad a la mezcla y un regusto final muy bueno pero ¡ojo! dispara el aporte energético de las casi 600 kcal / 100 g de maní pelado crudo hasta el infinito y más allá) y con un poco de sal potenciarás el sabor.

Dale a la batidora hasta conseguir la consistencia deseada y "voilá" tendrás unos 250 g. de  mantequilla de cacahuete casera.


Yogur de mantequilla de cacahuete: Ecológico, energético y sano.




Si has conseguido reprimir tus instintos primarios y no te has comido todo el tarro de una tacada con la excusa de testar el punto correcto de sal, te propongo este yogur de sabor "raruno" a priori pero de resultado sorprendente, ligero y sabor fino.

Necesitas, eso sí, una yogurtera (la mía la compré para hacerle yogures con leche de soja a mi hija que tuvo intolerancia a la proteína de leche de vaca hasta los 9 años) que te va a dar más juego del que crees si te gusta la "slowfood" (el aparato viejuno sirve para algo más que hacer yogures, como vereís en próximas entradas del blog) y resulta imprescindible si tienes alergias alimentarias.

Ingredientes:

  • Un yogur ecológico (yo he usado del tipo griego)
  • Un litro de leche ecológica y fresca de vaca: Sustituible por leche de almendras, soja, avena... si eres vegetariano, sabiendo que modificará su sabor final.
  • Sirope de Agave Eco al gusto para endulzar o miel certificada.
  • Cuatro cucharadas con copete de nuestra mantequilla de cacahuete casera.

Calienta la leche para que ayude a los fermentos del yogur y diluye en ella el sirope y la mantequilla de cacahuete, bátela y distribuye el contenido entre los vasitos de la yogurtera. Espera 12 horas y deja enfriar en nevera unas tres horas antes de consumir.

A los beneficios del cacahuete añades los del yogur: Completo, digestivo y energético como postre o merienda te los comerás a pares como los petitsuisses.


Cookies de cacahuete y chips de chocolate: Energética, ecológica y hasta vegana!!


 

Ingredientes:

La última receta y la más popular sin duda. El éxito está asegurado.
Para una docena de galletas tamaño XL necesitamos:
  • 400 g de harina de trigo (yo uso integral)
  • 200 g de panela (azúcar de caña completa Eco) o Sirope de Agave o Miel ecológicos al gusto.
  • 400 g de chips de chocolate negro.
  • 50 cl de leche ecológica de vaca o vegetal.
  • 125 g de mantequilla de cacahuete casera.
  • Un huevo (para vegetariano/vegano, puedes sustituir la harina normal por la harina de tempura y lograrás que ligue la masa como si llevara huevo pero ni la textura, ni el sabor serán igual al de la receta original)
  • 1/2 sobre de levadura de repostería en polvo.
  • Un pellizco de bicarbonato.

Elaboración:

Precalentar el horno a 150ºC.

Primero se mezclan con batidora el huevo, la leche y la panela. Luego añadimos la mantequilla y volvemos a batir hasta que quede homogéneo. Tamizamos encima de la mezcla la harina, junto con la levadura y el bicarbonato. Debe quedarnos una textura parecida a un puré de patatas espeso. Añadimos los chips de chocolate y si nos gusta unos cacahuetes picados para encontrárnoslos al morder.

Cogemos una cucharada de masa y la moldeamos con las manos como si hiciésemos una bola, aplastamos un poco para darle forma de disco de medio cm. de grosor y los disponemos encima de una bandeja de horno con papel encerado dejando separación de dos cm. entre ellas pues crecen con el calor.

Horneamos 15 min. a 160ºC. Altura media y con función de aire si se dispone de ella.
Se sacan y se dejan enfriar en una rejilla. Conservar una vez frías en una caja de lata.

Espero que ahora veáis al cacahuete como algo más que la tapa barata de algunos bares y que exploréis las posibilidades gastronómicas de vuestra mantequilla casera: ¿en helado? ¿en una salsa para el pollo?

Hasta pronto: Salud y Kilómetros!


Carmen Rodriguez

Gastronomía, ocio, viajes, nutrición y buena vida en el más amplio sentido

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Tiene todos los aminoácidos esenciales.
    Una dieta de 1 euro al día llevaría un 33 por cien de cacahuete.
    Ideal para raciones de emergencia contra la hambruna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y también muy apropiada para ultrafondo Suso!! ;)

      Eliminar

Muchas gracias por tomarte la molestia de dejarnos un comentario.

Puedes preguntarnos o comentarnos lo que quieras, que con gusto responderemos lo antes posible. También puedes hacerlo a través del formulario de contacto, en los e-mails de los editores o a través de los perfiles de redes sociales.

Con un par de guindillas se reserva el derecho de eliminar comentarios que contengan publicidad o algún tipo de referencia discriminatoria, intolerante o muestren una falta de respeto hacia editores o lectores del blog.