Torrija de tres modos diferentes: Italiano, helado y yogur.

Torrijas de Pandoro con Limoncino, Helado y Yogur de torrija. Esta es nuestra propuesta para la semana santa: Tres recetas que se elaboran a partir de la primera. Fáciles, originales y hasta con una versión "light"






Desde el siglo XV aparece recogida en el recetario clásico de la cuaresma española con apenas variaciones en sus ingredientes. Formando parte de las elaboraciones de los conventos desde el medievo y enlazando con la cocina de aprovechamiento del pueblo, la torrija es el dulce por excelencia en estos días.

De leche, de vino o almíbar con miel... pocos cambios ha habido en una receta que algunos se han atrevido a modernizar con desigual aprobación.

La pasteleria Nunos (Premio a las mejores torrijas de la Comunidad de Madrid 2011) es un claro ejemplo de ello. Anualmente actualiza sus sabores con controvertidas opiniones entre los entusiastas de sus creaciones: Escabeche de naranja, Tiramisú, Mermelada de limón con perlas de chocolate o la Sushi-torrija de inspiración japonesa...y los puristas tradicionales que son más partidarios de denominar a sus dulces, pasteles en lugar de torrijas, prefiriendo visitar Lhardy, El Riojano o El Pozo para endulzarse la cuaresma.

En la quinta edición del Concurso Nacional de Torrijas de León, que se celebra cada año en el Parador de San Marcos se ha podido comprobar la imaginación de los reposteros que han competido en la categoría innovadora, sin azúcar e incluso salada.

Nosotros te mostramos tres alternativas a la receta tradicional que aun no siendo de concurso a nadie van a dejar indiferente.


Torrijas Pandoro con Limoncino



¿Y por qué de Pandoro? Porque de los excedentes navideños todavía conservaba uno de a medio kilo que estaba pidiendo a gritos que le diese utilidad e inspirándome en una de las mas alabadas torrijas que se puede encontrar en España, la del Mesón El Porrón en la localidad riojana de Fuenmayor, decidí sustituirlo por el clásico pan duro de la receta tradicional.






Manos a la obra, la receta es bien sencilla:

1.- Se corta el Pandoro en rebanadas gruesas de unos 2 cm de ancho y se reservan.

2.- Se calienta la leche (1 l.) en la que se pone a infusionar una cáscara completa de limón, dos palos de canela, azúcar a voluntad y Limoncino a chorro según el tipo de semana santa que se quiera disfrutar: El de comer torrijas o el de cogérselas😉

3.- Una vez enfriada la infusión a temperatura ambiente (de la que habremos retirado la cáscara y la canela reservando aquella para la siguiente receta) se disponen tres platos en linea y por este orden:
El primero con la leche alcoholizada, el segundo con tres huevos debidamente batidos, la sartén con abundante aceite de oliva suave a fuego medio y un tercer plato con azúcar y canela molida bien mezclada.

4.- Después procederemos de la siguiente manera:

Cogemos una rebanada, la mojamos en el plato uno (¡Ojo! sin sumergir que el pandoro absorbe como esponja y corremos el riesgo de que se deshaga) y escurrimos el excedente de leche.
La pasamos al plato dos por ambos lados y a freir a la sartén. Una vez dorada se saca y pasa al plato tres y de ahí directamente a una fuente de servir.

Repetimos la operación tantas veces como rebanadas tengamos y cuando se hayan enfriado se "riegan" con la leche aromatizada con limoncino que nos haya sobrado y enseguida a la nevera, donde podremos conservarlas unos tres días a lo sumo, que la leche fermenta y con el calor se estropean.




Sí, claro que se pueden hacer de otros licores: Las de crema de whisky o licor de café salen muy ricas, no hay más que sustituir el Limoncino por el cordial que más te guste aunque los destilados de alta graduación, excepto el Chinchón de 80º, suelen dar un sabor demasiado intenso si no se "queman" antes.

Helado de torrija


Servido en copa de coctel con fondo de migas de Pandoro tostado y decorado con huevos de pascua y granos de almendra amarga.

Una forma refrescante para disfrutar de la semana santa y anticiparse al verano que ya llega.
Para la mezcla del helado base vamos a usar:

200ml de nata montada bien fria.
50gr. de azúcar glass o azúcar invertido a proporción.
Una yema de huevo.
200ml de mezcla de helado: Batimos la cáscara del limón que habíamos usado para infusionar la leche, una torrija entera, un chorro generoso de limoncino, el azúcar glass o azúcar invertido, la yema de huevo y el resto de leche si fuera necesario hasta llegar a 200ml de mezcla. Luego se pasa a enfriar a la nevera un par de horas.

Siguiendo las instrucciones de la heladera, se remueve la nata montada con la mezcla de helado hasta que quede homogénea y se vierte en el aparato: En 30-40min. obtendremos una crema helada que no opone resistencia a la cuchara para consumir inmediatamente. Si gusta mas consistente se mete en el congelador hasta que alcance la dureza deseada.


Yogur de torrija 



 

Sacándole partido a la yogurtera setentona, se me ha ocurrido esta receta. Es la más "light" de todas, está hecha con leche desnatada y con ella de postre podremos compensar los potajes de estas vacaciones.

Ingredientes:

Un litro de leche desnatada (parte de ella puede ser la leche alcoholizada de nuestras torrijas Pandoro)
Una torrija.
Un yogur desnatado.
Cáscara de limón de la infusionada en la leche.
Se bate todo muy bien se reparte equitativamente entre los vasitos de la yogurtera, esperamos diez horas y de ahí a la nevera.




Hasta pronto: Salud y Kilómetros!

Carmen Rodriguez

Gastronomía, ocio, viajes, nutrición y buena vida en el más amplio sentido

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tomarte la molestia de dejarnos un comentario.

Puedes preguntarnos o comentarnos lo que quieras, que con gusto responderemos lo antes posible. También puedes hacerlo a través del formulario de contacto, en los e-mails de los editores o a través de los perfiles de redes sociales.

Con un par de guindillas se reserva el derecho de eliminar comentarios que contengan publicidad o algún tipo de referencia discriminatoria, intolerante o muestren una falta de respeto hacia editores o lectores del blog.