Gigi Meet me Bar [Chic cosmopolita en Chamberí]

Un nuevo local que es un restaurante con cocina non-stop, coctelería y elegante lugar de encuentro en una de las zonas más castizas de Madrid.



Cuándo: Cuando quieras, cocina non-stop de lunes a domingo.
Cómo: Como quieras.
Para qué: Para desayunar, para esperar antes de entrar al cine, para tomar una copa y comentar una película, para una cena con alguien especial o con un pequeño grupo de amigos. Para lo que quieras
Recomendamos: Probar de todo, compartir en la mesa, entrar en la locura. Si el tiempo acompaña lucir las mejores galas y dejarse ver en las mesas al lado de la cristalera.





Gigi



En la calle Luchana hay un cine bien conocido por todos los madrileños de bien, el Palafox, durante décadas lugar de estreno de los grandes y a su vera, verita está Gigi Meet me Bar.

Y me refiero a la izquierda de la fachada del cine, que a la derecha hay una cervecería alemana que fue lugar de encuentro para los de mi generación (la alternativa cercana era “dónde los mejillones cabreados”) ¡y sigue abierto!.

Pero volvamos a Gigi.

Gigi-interior

Local de apertura reciente (en mayo) dónde ha ido a parar el bueno de Juan Miguel López Castanier para hacer lo que mejor sabe en los fogones: lo que le da la gana.

En Gigi te apetece tomarte algo antes o, mejor, después del cine (como añoro nuestras tertulias de pseudointelectuales decadentes en la puerta de los Renoir tras haber visto pelis como Leolo de las que no se te ocurría nada que decir) y, claro está, te apetece tomarte algo después del trabajo o en cualquier momento, porque esa es una de las señas de Gigi, su cocina no cierra, algo cada vez más habitual en Madrid y sin duda un guiño a los turistas de usos horarios diferentes a los nuestros.

Gigi está dirigido por Pilar Menéndez, una mujer con las ideas claras que tendrá que atar en corto a nuestro hombre, pero que lo ha elegido teniendo un objetivo a la vista y un plan para lograrlo: hacerse un hueco como el rincón más chic de Chamberí. Abrir entre Olavide y Malasaña un bistrot de inspiración femenina y viajera, decorado con aires neoyorquinos, apto para todos los públicos posibles y con una visión cosmopolita y abierta al universo entero en una cocina comandada por un loco genial que hace lo que el define como "cocina bastarda".

Supongo que el término le sirve para referirse al hecho de utilizar sus vastos conocimientos de productos y temporadas y comenzar una receta al modo tradicional para, a continuación, incorporar elementos de diferentes tradiciones culturales y geográficas con ingredientes que en principio sólo funcionan juntos en su cabeza… hasta que el plato llega al comensal y descubre que en su paladar también hay acuerdo.

Con tales credenciales no es de extrañar que la carta rote mucho, otro motivo para volver.

Gigi-carta

De aperitivo este tradicional hummus, suave y esponjoso.

Gigi-hummus

Para haceros una idea, os muestro el gazpacho de mango al oloroso con berberechos. ¡Fantástico!, muy refrescante, agridulce moderadamente y con el toque marino de los berberechos.

Gigi-gazapacho


 El crep de pastela de cordero. Dulce, especiado y contundente

Gigi-pastela

Me encantó la caballa marinada en fish and chips con mahonesa de algas.

Gigi-caballa

También probamos estos langostinos que estaban fuera de carta y que no recuerdo su nombre.

Gigi-langostinos

Nos dimos por satisfechos con esta Tatin.

Gigi-tatin

Como podéis comprobar las raciones son abundantes (con cierta desproporción en la guarnición, rotunda en salsas) y si seguís mi consejo os dejaréis asesorar por el chef que tiene la buena costumbre de pasarse por la sala a comentar la jugada con su habitual buen humor y es que, después de unos tiempos un tanto ajetreados, Juan Miguel vuelve a sonreír.

Pero no todo es perfecto y como bien sabéis le saco punta a casi todo y echo algo en falta en Gigi, especialmente en cuanto a los vinos disponibles (pocos y tópicos) y creo que es una baza a explotar en un local así y, de hecho, me comentaron que está en vías de desarrollo. Yo le daría mucho juego a los cavas y champagnes en esa barra colocada a la mitad del local.



Capitán Rábano

Gastronomía, ocio, viajes, nutrición y buena vida en el más amplio sentido

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tomarte la molestia de dejarnos un comentario.

Puedes preguntarnos o comentarnos lo que quieras, que con gusto responderemos lo antes posible. También puedes hacerlo a través del formulario de contacto, en los e-mails de los editores o a través de los perfiles de redes sociales.

Con un par de guindillas se reserva el derecho de eliminar comentarios que contengan publicidad o algún tipo de referencia discriminatoria, intolerante o muestren una falta de respeto hacia editores o lectores del blog.