El trato discriminatorio de los cocineros sajones a la cocina española

El boom que la Gastronomía como fenómeno de masas está viviendo en los medios de comunicación no es un fenómeno exclusivo de España, es más, es quizá en el mundo Anglosajón dónde más potencia ha adquirido. También es normal, puesto que, digámoslo así, vienen de “más abajo” en cuanto a difusión de un mínimo de cultura gastronómica.

Alguna de sus figuras se han hecho verdaderas estrellas mediáticas conocidas en todo el mundo y podemos ver en televisión programas que tienen como protagonistas a personajes como Gordon Ramsey, Jamie Oliver, Henston Blumenthal, Lorraine Pascale, Donnay Hay, Sarah Graham o mi favorita (modo ironic ON), la neumática Nigela Lawson. Muchos tienen un reconocido prestigio, otros…

Dejémoslo ahí… de momento.

Es curioso que un tipo como Gordon Ramsey, que me encanta y me parece un gran divulgador de movimientos espasmódicos, utilice, en todas sus recetas, pimentón español de La Vera (se ve perfectamente la caja de una marca muy conocida) y, sin embargo, en uno de sus programas recomienda encarecidamente el pimentón húngaro ¿?.

En fotografía es en el único momento en que Gordon está quieto

Jamie en acción

Al menos a Jamie Oliver le vi una vez comentar que las anchoas españolas eran las mejores (para acto seguido destrozarlas utilizándolas como fondo en una sartén, ¡genio y figura!).

Hoy voy a hablar de un caso más concreto de discriminación gastronómica terrible que llevan a cabo estos personajes (no todos) entre la cocina italiana y la española.

La mayoría de ellos, salvo el pirado de Henston, al que le regalaron el Quimicefa de pequeño y desde entonces se dedica a dejarnos boquiabiertos con sus genialidades, elabora platos, al menos para la tele, con ingredientes similares y estéticas inquietantemente parecidas (todos se han dejado abducir por el chile rojo, la lima y el jengibre, vamos, como yo mismo) y tratan a la cocina y a los ingredientes italianos con un respeto cursi-reverencial (el límite entre cursilería y reverencia muchas veces es difuso).



De su visionado se desprendería que no hay mayor herejía que no hacer un risotto académico de elaboración perfecta, pasos bien definidos y medidas milimétricas. Eso por no hablar de los ingredientes, a ninguno de estos cocineros se les ocurriría hacer ese risotto sin arroz Arborio o Carnaroli y sin queso parmesano.

Sin embargo, cuando se han lanzado a reproducir algún plato genuinamente español, han demostrado sólo conocer la paella, o mejor dicho, algún siniestro conglomerado aprendido de algún cocinero psicópata y daltónico.

Claro que,… igual lo aprendieron en España.

Hablaré de tres casos concretos de los que no he podido encontrar vídeo porque no sé si he sido muy incompetente o se me han adelantado los puristas de la paella y han conseguido eliminarlos. Pero lo que si que podemos encontrar son sus recetas en la Red… ahí está la prueba del delito.


Es bien sabido que Jamie Oliver tuvo un maestro italiano al que venera, que ha recorrido Italia y ha profundizado en su cultura y por ello elabora sus platos con toda la precisión que su inquieto, acelerado y colorista espíritu es capaz. Sin embargo, cuando le vi hacer una paella en su apartamento me quedé ojiplático, digamos que hizo un risotto con azafrán y gambas. ¡Qué poco sabía aún de lo que estos ojitos tendrían que llegar a ver!.

Hace muy poco ví a Sarah Graham, que es una bloguera sudafricana pija y blancucha que pasea su bonita cara haciendo atentados al paladar y soltando sentencias ridículas (impagable su cara de asco y el comentario consiguiente cuando le dijeron que en España a la paella se le añaden caracoles).

Pero reservo lo mejor para el final. Lo siento, no he encontrado el vídeo de la simpatiquísima Lorraine Pascale haciendo paella, prometo volver a editar y añadirlo en cuanto alguien me lo pase.

Vamos por partes, me parece una fantástica divulgadora y original repostera, pero su paella es, directamente, incomestible. Contemos pecados (y me olvidaré de muchos).

1.- Mezcla arroces, uno de ellos es Basmati.
2.- No sofríe el arroz.
3.- Según ella el chorizo es un ingrediente fundamental de la paella ¿?.
4.- Añade, además, pimentón y el azafrán se convierte en un ingrediente opcional.
5.- No para de remover el arroz.
6.- Lo cocina tapado.
7.- Lo cocina el tiempo suficiente como para fabricar cemento de almidón de arroz.

Esta chica mola mientras no haga una paella

Venga va, ahora la reflexión:

¿Por qué respetan la cocina italiana y no la española?:

Porque los italianos se quieren más que nosotros,
Porque ellos defienden lo suyo como nosotros estropeamos lo nuestro,
Porque si vas a un restaurante italiano en cualquier parte del mundo te dirán que su cocina es la mejor y te dirán que una Caprese es la mejor ensalada del mundo, pero sólo se puede hacer con Mozzarella de buffala y sin embargo, si vas a un restaurante español en Londres probablemente comas la peor paella del mundo porque estamos dispuestos a cambiar gustos o ingredientes por satisfacer al cliente, por pura vaguería o peor aún, por tendencia a la estafa y a ganar dinero fácil y rápido.

Y si no, hoy mismo, daos una vuelta por los restaurantes de vuestra ciudad y veréis una relación inversa entre el número de turistas extranjeros y la calidad de la cocina.

Osea, creo que tenemos, por parte de los cocineros mediáticos ingleses, el trato que nos merecemos, ni más ni menos.

* Por favor, si encuentras el vídeo de Lorraine y su engrudo-paella o, mejor aún, el amasijo repugnante de Sarah Graham, coméntamelo para editar la entrada y añadirlo.


Sarah Graham


Capitán Rábano

Gastronomía, ocio, viajes, nutrición y buena vida en el más amplio sentido

14 comentarios:

  1. Te doy toda la razón, que poco queremos nuestra gastronomía y que poco la difundimos ( la autentica), con los buenos platos que comemos aquí y los contentos que se van los extranjeros si los llevas a un restaurante autentico, donde de verdad te den una buena paella, lo que se difunde son sucedaneos, tenemos que defender más nuestra gastronomía y nuestros ricos platos y que no sean suplantados por "gastronomos" que no tienen ni idea de lo que se cuece por aqui.

    Por cierto tienes razón en cuanto a lo del pimentón de la Vera, no solo he visto un programa y lo he visto en casi todos, en fin.....habra que escribirle y decirle que el pimentón que usa es español.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te pierdas que cuando se puso a hablar de aceite de oliva habló del turco, que está como a años luz de cualquier aceite español

      Eliminar
  2. Buenísimo tu artículo me ha encantado. Pero voy a puntualizar que no hablamos de paella valenciana, eso es otra cosa. Y en España todo lo que se haga en una paellera se puede llamar paella con toda justicia. Ahora bien es cierto que hay auténticas atrocidades, pero de eso tenemos la culpa los españoles, porque en todos los restaurantes costeros encarados al turismo se suelen ofrecer arroces muy raros y hasta con chorizo con el nombre de paella...
    En fin eso será difícil de arreglar, pero siempre va bien denunciarlo...
    Besos y feliz fin de semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que estos cocineros ni siquiera tienen paella y llaman paella a cualquier guisote de arroz hecho en sartén y en el que pueden echar cualquier cosa que tengan a mano.
      Feliz semana!.

      Eliminar
  3. me parece que has sido muy elegante en tu exposición.
    A mi me falta algún que otro cocinero de los mediáticos haciendo paella, no se quien les ha dicho a todos que en una paella es imprescindible el chorizo.......que alguien les diga que el estupendo chorizo español se usa para otras preparaciones impresionantes, Bollos preñaos o Patatas a la riojana, por poner un ejemplo.

    Tengo grabado el programa en cuestión de Lorreine, haciendo la susodicha Paella y el de Gordon con el bote de Pimentón de la Vera, se ve claramente la etiqueta de DO.

    Tiene mucha razón no nos vendemos, tu mira la vuelta ciclista y el Tour y compara, nuestros paisajes ni se comentan.

    Será por olemos a ajo y los italianos a pasta que tiene un perfume más agradable?, hagamos piña y defendamos la gastronomía española, un Jamón ibérico contra el jamón de Parma, ya sabemos quien gana verdad?.

    Te apoyo en todo lo que difundas sobre el tema.
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosalía, he vuelto a ver el programa de Lorraine, se me había olvidado que le añade vino de Jerez y manteguilla O_o

      Eliminar
  4. Amen a todo lo que has comentado! Estoy enganchada a canal cocina y me hd visto todos los programas de los cocineros de los que hablas. Todos me gustan como cocinan menos Sara Grajan como tu dices me parece una pija a la que todo le chifla... empece a ver sus capitulos y a grabarlos como todos los demás pero en el quinto me infle de ella y los borro en cuanto se graban creo que tengo dos por borrar pero antes de hacerlo los veré por encima a ver si aparece haciendo la paella je je je. Lo de Lorrien Pascal von el chorizo que no te estrañe se lo echa a "todo" mae mía! Es como Arguillano con el perejil, mo se me olvida como una vez preparó unas gachas manchegas y va el tío y le pone perejil a mansalva, me dolían hasta los ojos de verlo!
    En fin, que me enciendo y no para....je je je
    Si tengo un ratito y me acuerdo... todo sea dicho.... te busco los videos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!, si puedo editar el vídeo nos vamos a echar unas risas.

      Eliminar
  5. Totalmente de acuerdo, como no nos respetemos nosotros... socialmente y gastronomicamente hablando, nadie lo va a hacer, empecemos desde dentro y valoremos nuestra cocina que es rica, variada y realmente extraordinaria...

    Aún así nos va a costar lo nuestro, porque nos hemos perdido el respeto nosotros mismos, muchas veces por darle gusto al turista para ganar dinero rápido añadiendo ingredientes que ellos demandan y que destrozan la receta original.

    En el tema de la paella, que por cierto el vídeo de Lorrain lo vi en canal cocina y casi me mueroooo!!!!! hablaba con la tele como si estuviera loca... porque esas cosas me indignan no solo es una falta de respeto hacia la receta que están cocinando si no que me parece una burla en toda nuestra cara y va emiten ese capitulo en España.
    Es como si nos dijeran a la cara... a ver españolitos que no sabéis hacer paella nosotros os vamos a enseñar que no tenéis ni idea... que bobos somos... y lo hacen con toda tranquilidad saben que nadie les va a poner la cara roja y responderle públicamente para decir que es una vergüenza y que le llame como quiera pero que eso NO es paella o la receta que sea la que destrozan...
    jajaja le podía haber echado unas castañuelas o un sombrero cordobés jajaja

    Un besazo, da gusto leer publicaciones tan interesantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Victoria.
      Lo cierto es que anoche estuve a punto de editar la entrada para comentar que a Donna Hay realmente le da igual lo que destrozar, hizo un risotto por el que supongo que estará en busca y captura en todo el norte de Italia... fue un despropósito completo, puso el caldo de una vez, no removió, lo hizo al horno... en fin, va a ser que estos famosetes sajones de los fogones tienen patente de corso y para ellos todo vale

      Eliminar
  6. La verdad es que es un tema que tendrías para no parar, yo ahora llevo un tiempo en la playa y aquí no tengo canal cocina pero hasta los doblajes de algunos programas son una verdadera vergüenza... y la Sra. Donna Hay es para darle de comer aparte... pero porque no le ponen otro nombre a la receta y la patentan ellos sin necesidad de levantar ampollas en tanta gente...

    Lo mas gracioso de todo es que cuando leí tu publicación el otro día, me puse como loca a ver si te conseguía el vídeo de la paella con chorizo, jerez etc... para poder compartir tanta sabiduría...jajaja y empezaron a salirme publicaciones de gente que ha preparado la paella de la super modelo y cocinera de ébano y estaban tan orgullosos de poner que habían hecho la receta de la paella según Lorraine Pascale... estaban mas que orgullosos y felices!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Genial tu revisión y no puedo estar más de acuerdo en que nos falta mucho amor propio a la hora de 'vender' nuestros productos y nuestra cocina... ¡nos queda mucho camino por recorrer!

    ResponderEliminar
  8. Te aseguro que he estado buscando la paella de Lorraine pero no la he encontrado, aunque...he podido ver elaboraciones de paellas bajo el reclamo de "Traditional Spanish Paella" que no tienen desperdicio. Entre muchas perlas, las que mas me ha llamado la atención han sido el poner langostinos COCIDOS y cocer el arroz de forma independiente. ¡¡¡Buuaa!!

    Estoy muy de acuerdo con todo lo que dices. No ponemos en valor nuestra gastronomía.

    ResponderEliminar
  9. El problema, a mi manera de ver, es que los italianos están convencidos de que tienen la mejor cocina "normal" del mundo y, qué quieres que te diga, a mí cada día me gusta más por lo sencilla que es, vital y colorista. Aparte, y fundamental, yo no me atrevo a decir la palabra "paella", porque por más que la hagas siguiendo los pasos de la receta auténtica valenciana (yo no la he encontrado aún... ¿Y tú?), algún valenciano te salta al cuello y te insulta diciendo que eso no es paella. Por eso yo prefiero recurrir a la palabra "arroz" y así no ofendo a nadie. Porque hay mucha susceptibilidad y yo conozco tantas paellas auténticas como valencianos conozco y son unos cuantos. Y, salvo alguna incomible que han preparado, hacen paellas muy ricas. Pero todas absolutamente distintas.

    Si aquí, en España, no hay acuerdo, ¿cómo quieres que lo haya fuera de nuestras fronteras?

    Por último, yo creo que la cocina italiana es más sencilla que la española y, a menudo, menos altanera. Son conscientes en Italia de que no son los cocineros o restaurantes de la alta cocina más reputados del mundo, pero, fíjate tú, ganan mucho dinero porque es comida para todo el mundo, con ingredientes normales y menos puturrúsdefúas. Ahhhhh ¿y quién no ha ido alguna vez a comer una pizza o una pasta? Los italianos, amigo mío, han conseguido que en todas las casas del mundo comamos italiano al menos un día en semana. ¿Qué ha conseguido la cocina española en este mismo sentido? Nada. Vender humo y locales que la mayoría no podemos pagar. Con lo maravillosa que es nuestra cocina tradicional, pero no, los españoles no hemos sabido hacer entender fuera de España lo rico que es un puchero, una tortilla, una garbanzada, una ropa vieja, una caldeirada, una caldereta, un churrasco... Hemos preferido comercializar "aires de ostras", "vapores de tortilla", "suspiros de esqueixada"...

    Tenemos lo que nos merecemos. Ni más ni menos.

    (PD.: perdona si he sido un poco dura, pero este tema me subleva)

    Besitosssssssssssssssss

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tomarte la molestia de dejarnos un comentario.

Puedes preguntarnos o comentarnos lo que quieras, que con gusto responderemos lo antes posible. También puedes hacerlo a través del formulario de contacto, en los e-mails de los editores o a través de los perfiles de redes sociales.

Con un par de guindillas se reserva el derecho de eliminar comentarios que contengan publicidad o algún tipo de referencia discriminatoria, intolerante o muestren una falta de respeto hacia editores o lectores del blog.