StreetXO

(***) Este restaurante ha cambiado de ubicación, pasando del Espacio Gourmet de El Corte Inglés de Callao al Espacio Gourmet del Corte Inglés de Serrano. El local y el espacio utilizado son muy diferentes.





(*) La nota final es un promedio de todas las variables, con exceptción de "Experiencia"


Quedarse una Semana Santa en Madrid, sin salir de viaje, te ofrece la posibilidad de ser turista en tu propia ciudad (algo de lo que hablaremos próximamente) y, claro está, de acudir a los restaurantes más famosetes a mitad de aforo.

Y eso es lo que hicimos.

Fuimos a StreetXO, la versión callejera de David Muñoz o, mejor dicho, su versión de comida callejera. Y ya, después de varias visitas, me voy a emitir una puntuación del lugar, porque ha sido nuestra primera toma de contacto y necesito un poco más, me he quedado con ganas y eso ya es prometedor.

Ya se ha escrito mucho sobre el chef, el lugar, el concepto… yo voy a hablar más de sensaciones.

La ubicación es idónea para el negocio y horrible para los que somos de aquí, porque está emplazado en la 9ª planta del edificio de El corte inglés de Callao, en el Espacio Gourmet, lugar de destino de hordas de turistas, y no precisamente en uno de los locales más amplios.

El bar, porque eso es lo que parece, es feo, es casi muy feo, te recibe con música a todo volumen, es muy difícil hacerse con sitio (nosotros lo conseguimos llegando 15 minutos antes de que abriera), la comida se sirve en papeles y los cubiertos son de plástico… y sin embargo…

Sin embargo no puedes apartar la mirada de los 8 cocineros/camareros que trabajan en una danza perfectamente coreografiada a medio camino del cuadro de Matisse y de un cambio de ruedas en una carrera de F1. La llamarada del horno monstruoso, como un dragón, te atrapa.


StreetXO
Danzando en la cocina


StreetXO
Hay un dragón en la cocina

Sin embargo, el papel sobre el que se sirve la comida se transforma en un lienzo donde la comida se torna arte moderno, expresión de vanguardia y precisión milimétrica.

Sin embargo, las estrecheces te permiten disfrutar de la visión de la comida del compañero de barra y querer más y más…

Y sobre todo, sin embargo, la comida es sencillamente brutal. Absolutamente original, imaginativa, colorida, sabrosísima, equilibrada, diferente, sorprendente…

Ojo, no todo es maravilloso, ni mucho menos, si no te gusta la música de fondo puede ser molesto. Es muy probable que si pides varias cosas a la vez se te acumule el trabajo y ocupes todo el espacio disponible en la barra y mucho más, por lo que te recomiendo que pidas las cosas de una en una, al fin y al cabo el tiempo de espera es mínimo.

La carta está sobre la barra, nosotros sólo pedimos dos cosas (razón por la que tendremos que volver para puntuar), la versión de un bocata de calamares (sorprendente, aunque poco contundente y falto quizá de un poco más de sabor, sobre todo teniendo en cuenta todo lo que habíamos leído sobre David) y una maravillosa, descomunal y perfecta caballa.


StreetXO
La carta
StreetXO
El bocata de calamares
StreetXO
La caballa

Acompañamos de dos copas de vino, un tinto del Priorat y un blanco siciliano. No hay carta de vinos, ni estos aparecen apuntados en ninguna pizarra, tendrás que preguntar al camarero, que, por otra parte, te explicará cada plato, sus ingredientes y la forma de comerlo.

Y ahora vamos al asunto del precio. Premio, lo has adivinado, no es barato, pero… ¿qué ofrece a cambio?, sabores, productos, espectáculo en la cocina, etc… me he sentido mucho más a gusto pagando 13€ por cada uno de estos “lienzos” que 20€ por un potaje de ingredientes humildes, por muy tradicional y abundante que fuera su ración. Y eso ocurrió en el mismo día.



Pero esa es otra historia y os la contaré en otro momento, ahora os dejo con algo que sonó esa tarde.



Por cierto, para nosotros la comida callejera con aires asiáticos siempre serán unos noodles bajo la lluvia en una de las mejores películas de la historia.



Capitán Rábano

Gastronomía, ocio, viajes, nutrición y buena vida en el más amplio sentido

3 comentarios:

  1. Muchas veces no valoramos lo que tenemos cerca y buscamos lugares lejanos perdiendonos las maravillas que ofrece nuestro entorno

    ResponderEliminar
  2. Ahh que envidia! (De la buena claro je je je) como me encantaría ir y poder disfrutar de estos "lienzos" espero tener algún día la oportunidad
    besos

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho el sitio, enhorabuena, sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tomarte la molestia de dejarnos un comentario.

Puedes preguntarnos o comentarnos lo que quieras, que con gusto responderemos lo antes posible. También puedes hacerlo a través del formulario de contacto, en los e-mails de los editores o a través de los perfiles de redes sociales.

Con un par de guindillas se reserva el derecho de eliminar comentarios que contengan publicidad o algún tipo de referencia discriminatoria, intolerante o muestren una falta de respeto hacia editores o lectores del blog.