Taberna La Catapa

Calle Menorca, 14.
28009, Madrid.
Teléfono: 915742615
Precio: 30€
Cierra domingos 






(*) La nota final es un promedio de todas las variables con la excepción de "Experiencia".



Ya he contado muchas veces que las calles del madrileño barrio del Retiro y más concretamente Ibiza, Menorca, Lope de Rueda... son testigo de muchas de nuestras andanzas gastronómicas y, ojo, no vivimos ahí, vamos porque se concentran un montón de lugares dignos de visitar y entre ellos, desde hace años, destaca un magnífico local, La Catapa, que ocupa su segundo espacio, pues empezó en uno mucho más pequeño y a dos niveles justo en la acera de enfrente, lo que ahora es la Taberna Marcano.

El local:

La zona de la barra es amplia, con varios rincones en los que acoplarse para disfrutar del tapeo y de una correcta selección de vinos por copas, por cierto, en La Catapa sí hay vino de Madrid, vale que en los tintos solo uno, ¡pero al menos hay uno!, Finca El Regajal.

Te sirven en la sala o apoyados en la barra, en la que puedes pedir cualquier plato de la carta, que tiene muy buenas y apetecibles opciones.

Siempre destacan los pescados y mariscos de excelente calidad y que varían según el mercado.

Al fondo y a la izquierda de la entrada, se accede a un pequeño y algo abigarrado salón, en el que poder comer o cenar sentados cómodamente. No es especialmente bonito, pero sí agradable.



La comida:

A día de hoy, nunca me ha defraudado, buen producto, buena materia, buen resultado... en fin, se ha convertido en uno de esos lugares-refugio en el que siempre sabes que nunca sale mal.

Hay diversas opciones para compartir al centro recetas generalmente bastante clásicas, salpicadas con algún guiño o toque más moderno.

Siempre tienen muchas opciones fuera de carta. He leído quejas de este restaurante referidas a los precios de estas opciones, pero lo cierto es que lo aconsejable es que siempre que nos las oferten preguntemos el precio, igual que lo vemos en los demás productos presentes en la carta, así nos evitaremos desagradables sorpresas en la cuenta final.

En nuestro caso compartimos unas fantásticas croquetas de patata y trufa.



Una ensalada de queso de cabra (antes de que definitivamente se convierta en comida viejuna y desaparezca de los restaurantes tras haberlos colonizado durante la última década).



Un tataki de atún con ensalada de algas.




Y finalmente un fantástico venado con un puré de batata.

Los vinos:

Aquí hay que ponerles un notable bastante alto, puesto que hay una oferta bastante amplia y con representaciones geográficas muy variadas de vinos bastante interesantes.

Conclusión:


Un valor seguro que se asienta en varios pilares, un magnífico servicio, un precio muy razonable y una variada y completa oferta gastronómica. Vamos, lo que viene siendo la biblia de un restaurante.

Capitán Rábano

Gastronomía, ocio, viajes, nutrición y buena vida en el más amplio sentido

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tomarte la molestia de dejarnos un comentario.

Puedes preguntarnos o comentarnos lo que quieras, que con gusto responderemos lo antes posible. También puedes hacerlo a través del formulario de contacto, en los e-mails de los editores o a través de los perfiles de redes sociales.

Con un par de guindillas se reserva el derecho de eliminar comentarios que contengan publicidad o algún tipo de referencia discriminatoria, intolerante o muestren una falta de respeto hacia editores o lectores del blog.