Restaurante Caoba


Paseo del Pintor Rosales, 76,
28008 Madrid
Teléfono: 915 50 31 06









(*) La nota final es un promedio de todas las variables con excepción de la "Experiencia"


En un espacio con aspecto de estudio de arquitectura, descubrimos un interesante restaurante que dispone de un local incomparable, ofrece un buen servicio y una cocina interesante, aunque nos ha parecido poco "emocionante" o sorprendente y de un precio elevado.


El local:

Espectacular, impresionante, bonito... son adjetivos que vienen fácilmente a la mente para describir este espacio, de un gran nivel arquitectónico.

El restaurante está en la planta sótano, un lugar en el que destaca una impresionante lámpara que marca la distancia vertical en el hueco de la escalera.

Hay diversos ambientes bien diferenciados, se diría que no hay dos mesas iguales, lo cual es bastante divertido.

La iluminación es escasa, al menos en la mesa que nos tocó, algo estupendo para conseguir un ambiente íntimo o romántico, pero no permite apreciar muy bien los colores de los platos o del vino.




La comida:

En este restaurante hay tres menús diferentes con sus respectivas diferencias en cuanto a precio. Elevado en cualquier caso

Nosotros nos decantamos por el menú intermedio, bien ejecutado, elegante, pero... poco emocionante.

Uno espera de un menú degustación platos impactantes, vistosos y sabrosos y estos fueron, correctos, poco sorprendentes, eso sí, armoniosos y delicados , aunque puede que en demasía, en perjuicio, quizá, de sabores más contundentes.

Comenzamos por tres aperitivos algo planos, salvo quizá los mejillones con la lombarda, aunque el más logrado fue la crema.


Aperitivos


A continuación una humilde y maravillosa cebolla asada sobre hojaldre para pasar a un plato de pasta rústica un poco anodino.







El plato principal fue un jarrete de ibérico perfectamente ejecutado y de nuevo algo "plano".




En el postre un helado de canela y un strudel de manzana que ayudaron a levantar la comida.



El vino:

Mención aparte se merece este apartado, pues Caoba cuenta con una magnífica carta de vinos que se presenta al comensal en una tablet que facilita (o dificulta, según se mire) la elección del mismo, pero más allá, o precisamente por tener una carta tan amplia, uno espera encontrar vinos más asequibles.

Para un menú largo, prefiero un vino rosado y más allá del hecho frustrante de que cada vez encuentro menos, no me parece de recibo que el primer rosado de la carta cuesta 30 €. En muchos restaurantes aún más caros y prestigiosos, tienen el tacto de ofrecer al comensal vinos más asequibles.



Nosotros disfrutamos de un rosado de la Provenza que hizo más agradable la comida.

Conclusión:

Un precioso lugar al que acudir con tu pareja, eso sí, prepárate para una factura realmente elevada, ¿y merece la pena?, pues hombre, eso es relativo, depende de lo que esperes encontrar.

En Caoba tienes un local magnífico y un servicio de sala realmente espectacular, que combina con una cocina bien ejecutada, bien presentada y... carente de grandes emociones. Demasiado discreta para mi gusto, es como el joven bieneducado que sabe hacerlo todo bien, pero que no carece de toda chispa.





Capitán Rábano

Gastronomía, ocio, viajes, nutrición y buena vida en el más amplio sentido

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tomarte la molestia de dejarnos un comentario.

Puedes preguntarnos o comentarnos lo que quieras, que con gusto responderemos lo antes posible. También puedes hacerlo a través del formulario de contacto, en los e-mails de los editores o a través de los perfiles de redes sociales.

Con un par de guindillas se reserva el derecho de eliminar comentarios que contengan publicidad o algún tipo de referencia discriminatoria, intolerante o muestren una falta de respeto hacia editores o lectores del blog.