Crema Catalana

Un debate tradicional entre cocinillas, cocineros, gastrónomos, eruditos e historiadores, es la diferencia (si es que existe) entre la Crème Brûlée  y la Crema Catalana. ¿Son lo mismo?.

Hay quién sostiene que la Crème Brûlée no es más que la versión francesa del postre catalán. Particularmente y, después de empollarme varias opiniones, deduzco que probablemente se trate de una receta con un origen similar y que han evolucionado de forma que actualmente podamos percibir dos diferencias fundamentales.

La primera de las diferencias se refiere al método de cocción, ya que la Crème Brûlée se hace al baño maría en un horno y la Crema Catalana directamente en un cazo.

La segunda se refiere a los ingredientes, ya que la Crème Brûlée se hace sólo con crema y la crema catalana con leche y nata. Si queréis saber cómo hace la Crema Catalana Pinche Comino, ¡adelante!.






Ingredientes:


  • 200 ml. de leche.
  • 100 ml. de nata líquida.
  • 3 yemas de huevo.
  • 50 gr. de azúcar.
  • 10 gr. de maicena.
  • Una vaina de vainilla.
  • Canela en rama.
  • Cáscara de limón.
  • Una cucharada extra de azúcar para hacer la costra de caramelo.



Elaboración:




1.- Ponemos la leche y la nata en un cazo, junto con la canela, la piel del limón y la vainilla abierta por la mitad.




2.- Mientras se calienta mezclamos las yemas con el azúcar y la maicena.




3.- Colamos la leche y la vertemos sobre las yemas, moviendo bien con las varillas.




4.- Cocemos la mezcla a fuego suave durante 10 minutos sin dejar de remover. Ponemos la crema en el recipiente elegido y la enfriamos bien.




5.- Justo antes de servir la rociamos con azúcar que quemamos con el soplete hasta que caramelice.






Capitán Rábano

Gastronomía, ocio, viajes, nutrición y buena vida en el más amplio sentido

14 comentarios:

  1. Sra. Pinche Comino: Mucho me temo que has perdido tu apodo. Para eso estan los hijos. Para "robarte" todo. Seguro que nuestro tesorito tendran tan buen gusto para la cocina como tu.
    No te olvides de que el Viejo os quiere mucho.
    Felicitacioines por la receta.

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones,muy buena receta.Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Una receta muy rica, y muy apetitosa.
    Saludos
    www.uncocinillaenlacocina.com

    ResponderEliminar
  4. A Cominito Zen le cedo con gusto el apodo, la crema catalana y lo que me pida... ¡Y a ti también viejito!!!
    Repetiremos la receta hasta alcanzar la perfección...
    Besos, Pinche Comino

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la crema catalana y con la costrita de azúcar, es realmente una delicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sabes lo peor?, que la de esta foto no la he catado!, ¡me han mandado la receta y la foto pero sin muestra!. ¡Quiero mi crema!

      Eliminar
  6. Me pirra, y jamás la he hecho! y mira que es un clasicazo rico...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues a animarse!, que ya has visto que es muy fácil

      Eliminar
  7. Una delicia!! me encanta y con una buena costra de azúcar quemada. Has explicado perfectamente la diferencia con la crème brûlée. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, creo, además, que al explicar la diferencia hacemos dos recetas en una, ;-)

      Eliminar
  8. Qué fáciles de hacer!..y qué bien lo has explicado!..Me vas a echar a perder!! jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tu si que nos echas a perder con tus pequeñas joyas!. ¡Gracias!

      Eliminar
  9. Sea de donde sea la receta y sus orígenes la verdad es que os ha quedado genial. Voy a por una cuchara, vale?
    Besines

    ResponderEliminar
  10. Tengo desde hace mucho tiempo, la pala de quemar Crema Catalana y nunca la he usado, claro que tampoco he preparado nunca este dulce tan rico.
    Me decanto por la Catalana que nos pilla más mano que la Brulê. No me atrevo ni a decir que la considero más española...........como ha cambiado el cuento desde el 1-O

    Bss

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tomarte la molestia de dejarnos un comentario.

Puedes preguntarnos o comentarnos lo que quieras, que con gusto responderemos lo antes posible. También puedes hacerlo a través del formulario de contacto, en los e-mails de los editores o a través de los perfiles de redes sociales.

Con un par de guindillas se reserva el derecho de eliminar comentarios que contengan publicidad o algún tipo de referencia discriminatoria, intolerante o muestren una falta de respeto hacia editores o lectores del blog.