Valladolid

Jejejeje… parafraseando a Jean-Luc Picard:

“Valladolid, la última visita, estos son los viajes del equipo estelar guindillero, que continúa su misión de exploración de gastronomías conocidas, descubrimiento de nuevos rumbos y de nuevos destinos, hasta dónde ningún paladar deber perder la oportunidad de ir”.





Pues eso, que hace unos días pusimos rumbo a Valladolid, dónde unos buenos amigos nos hicieron de anfitriones en un gastrotapeo por la villa castellana y a fe mía que disfrutamos muchísimo.

Porque hay algo más que lechazo y torreznos en Castilla (ojo, ¡qué también!) y en la capital hay una vida impresionante alrededor de la creatividad de las barras.

Pero bueno, sí, comenzamos adentrándonos por el proceloso mundo del clasicismo, dónde hay cabida al citado torrezno, a la oreja o unas deliciosas tejas y todo ello (bueno, las tejas no) regado con vino de Rueda y Ribera del Duero. Pero insisto, hay mucho más.




Para muestra el botón más famoso, nada más y nada menos que las premiadísimas creaciones de Los Zagales. Allí disfrutamos de tres de sus más laureadas elaboraciones en este enorme local absolutamente abarrotado de clientes habituales y curiosos turistas.

Tierra, mar y aire.


Obama en la Casa Blanca.



Tigretostón.



Particularmente me quedo con el Tigretostón, pero no sólo por su sabor, sino por la originalidad de la idea y el trabajo de diseño y nostalgia que lleva implícito.

Al día siguiente y con el cuerpo bien alimentado, nos propusimos alimentar el espíritu y por ello acudimos a una exposición del artista local Jesús Capa en el Palacio de Pimentel, dónde, además, tuvimos el inmenso honor de compartir con el autor la experiencia de que nos contase su obra en primera persona, un lujo, ¡muchas gracias!.


Os dejamos con algunas imágenes de su obra.







Capitán Rábano

Gastronomía, ocio, viajes, nutrición y buena vida en el más amplio sentido

3 comentarios:

  1. Nunca he estado en Valladolid ¿te lo puedes creer?

    ResponderEliminar
  2. Pues mola mucho. Un beso a la gente de allí

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tomarte la molestia de dejarnos un comentario.

Puedes preguntarnos o comentarnos lo que quieras, que con gusto responderemos lo antes posible. También puedes hacerlo a través del formulario de contacto, en los e-mails de los editores o a través de los perfiles de redes sociales.

Con un par de guindillas se reserva el derecho de eliminar comentarios que contengan publicidad o algún tipo de referencia discriminatoria, intolerante o muestren una falta de respeto hacia editores o lectores del blog.