Repaso semanal

Hola amigos.

Ya sé que había dicho que íbamos a repasar las estadísticas de las encuestas navideñas, pero me lo he pensado mejor y he cambiado de opinión (esto de cambiar de idea lo hago mucho) y he decidido que ya hablaremos de ellas el año que viene.

Esta semana publicamos dos entradas referidas a las migas de las Alpujarras y ese hecho ha marcado un antes y un después en la breve historia de este blog, pues nunca una entrada había generado tanto debate, hasta el punto de superar el record de visitas en un día y la entrada del martes, en 48 horas pasó a ocupar la tercera plaza en el ranking de las entradas más vistas.

Nos ha hecho mucha ilusión conseguir generara este debate y la consiguiente afluencia de entradas, pero lo más curioso es que no nos lo imaginábamos ni por lo más remoto.

Os recuerdo que los comentarios en este blog siguen abiertos, por lo que sólo puedo pedir que expongáis lo que os de la gana, pero siempre con educación.

Por otro lado, el jueves tocaba hablar de viajes y el viernes de bares, por lo que decidí acotarlo todo en una entrada que hablase de bares de Bilbao, ¿qué me decís de las barras de los bares?, yo sigo impresionado. Disfrutamos muchísimo de esta ciudad a la que volveremos muy pronto.

Ahí os dejo un vídeo grabado en el interior del Guggenheim. Esto que quede entre nosotros, aún no tengo muy claro si es legal grabar y luego reproducir un vídeo realizado en el interior del museo.



Y no os perdais mañana la entrada de nuestro viejo sabio, en esta ocasión será el primero de una serie de capítulos dedicados a prevenir riesgos de accidentes en la cocina.

Capitán Rábano

Gastronomía, ocio, viajes, nutrición y buena vida en el más amplio sentido

1 comentario:

  1. Pues no se si es legal, ¡pero me ha gustado!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tomarte la molestia de dejarnos un comentario.

Puedes preguntarnos o comentarnos lo que quieras, que con gusto responderemos lo antes posible. También puedes hacerlo a través del formulario de contacto, en los e-mails de los editores o a través de los perfiles de redes sociales.

Con un par de guindillas se reserva el derecho de eliminar comentarios que contengan publicidad o algún tipo de referencia discriminatoria, intolerante o muestren una falta de respeto hacia editores o lectores del blog.